Lechuga Sangría

Descripción

La lechuga sangría es una variedad de lechuga en forma de cono, que posee hojas abundantes y resistentes que se unen libremente en un tallo corto. Es una lechuga muy atractiva gracias a su forma y sobre todo a su color característico que inicia con un tono verde hacia el tallo y termina con un tono rojo hacia las puntas de las hojas, además que ofrece una textura crujiente y un sabor intenso.

RECOMENDACIONES

La lechuga sangría debe tener sus hojas de un transición de color verde a rojo en las puntas. La lechuga debe verse fresca y crujiente.

ALMACENAMIENTO

Mantenerla la lechuga sangría en refrigeración. Evitar almacenarla junto a vegetales ó frutos que produzcan etileno para evitar su envejecimiento. Temperatura óptima de conservación: de 1°C a 4.4°C Humedad relativa: 95 a 100% Produce etileno: Es Sensible a la exposición del etileno.

PREPARACIÓN

La lechuga sangría se debe de lavar bien con agua fría y secarla antes de utilizarla. Se puede utilizar en recetas usando las hojas enteras ó cortarla al tamaño necesario.

PROPIEDADES NUTRITIVAS

La lechuga sangría tiene un alto contenido de vitamina A y es una buena fuente de ácido fólico. No contiene grasa, grasa saturada ni colesterol.

 

lechuga_sangria_info