Lechuga Orejona

Descripción

Con frescas hojas robustas y alargadas, nuestra lechuga romana tiene excelente color, madurez, calidad y sabor. Es empacada en diferentes presentaciones.

La lechuga Orejona (Romana) es una lechuga alargada de textura crujiente y color verde intenso, aunque hacia su centro las hojas son de un verde más claro, más pálido. De sabor ligeramente amargo, la costilla de sus hojas es de textura y sabor muy especiales.

RECOMENDACIONES

La lechuga Orejona debe de ser firme, sin daño en sus hojas y en su costillas, y debe presentar uniformidad en su color sin defectos visibles.

ALMACENAMIENTO

Debido al alto contenido de agua, 94.9%, Para su óptimo valor nutritivo, la lechuga se debe comer cuando esté fresca y con su sabor crujiente. Manténgala en el refrigerador lejos de vegetales y frutos que generen etileno para evitar su maduración. Temperatura óptima de conservación: de 1°C a 4.4°C Humedad relativa: 95 a 100% Produce etileno: Es Sensible a la exposición del etileno.

PREPARACIÓN

Lave la lechuga con agua fría y colóquela en un colador para escurrir. Secarla bien antes de consumirla. Debido al alto contenido de agua, 94.9%, Para su óptimo valor nutritivo, la lechuga se debe comer cuando esté fresca y con su sabor crujiente.

PROPIEDADES NUTRITIVAS

La lechuga orejona tiene vitaminas A, B, C y E, así como minerales como el magnesio, hierro, potasio, calcio y fósforo.

 

lechuga_orejona-_info