Ajo Pelado

Descripción

El ajo es una hortaliza, de la familia de la cebolla. Tiene hojas delgadas y largas. Sus raíces llegan a crecer considerablemente y el bulbo, comúnmente llamado cabeza, esta formado por una serie de gajos ó dientes unidos en el centro. Una característica principal del ajo es su fuerte olor. Estos dientes ó bulbos son seleccionados y separados de su cáscara para facilitarle su uso al consumidor.

RECOMENDACIONES

El ajo pelado se debe escoger con un color uniforme y no debe presentar signos de marchitamiento.

ALMACENAMIENTO

El ajo pelado debe mantenerse en refrigeración. Temperatura óptima de conservación: de 1°C a 4.4°C Humedad relativa: 65 a 70% Produce etileno: No es Sensible a la exposición del etileno.

PREPARACIÓN

El ajo es un excelente ingrediente en la cocina. Se puede utilizar ajo fresco ya sea el diente completo para condimentar, así como picado ó machacado para integrarse en la receta dándole un exquisito é inigualable sabor.

PROPIEDADES NUTRITIVAS

El ajo es libre de grasa, grasa saturada, colesterol y sodio. El ajo posee una riqueza en proteínas e hidratos de carbono superior a otras hortalizas y verduras por lo que las superan en aporte energético. Los componentes que destacan por sus aportes son los minerales (potasio, fósforo, yodo, zinc y magnesio), vitamínicos (vitaminas B1, B3, B6, C y E), de naturaleza azufrada o sulfurosa y la aliina (responsable principal de su aroma) El ajo es un alimento que puede prevenir las dolencias cardiovasculares ya que su consumo provoca vasodilatación, permite una mayor fluidez de la sangre y disminuye la presión a la vez que mejora la circulación sanguínea. Su consumo habitual regula los niveles de triglicéridos reduciendo los lípidos del organismo.

 

Especificaciones Ajo Pelado